fbpx

Actividades para ayudar a nuestros hijos con las clases virtuales.

Actividades para ayudar a nuestros hijos con las clases virtuales.

En estos nuevos tiempos de covidianidad nos cuestionamos cómo ayudar a nuestros hijos durante las clases virtuales, cómo podemos aportar positivamente durante este tiempo de pandemia.

Aquí unos consejos que te podrían ayudar:

Crear  una rutina diaria.

Es importante crear un horario y ponerlo a la vista de toda la familia. Incluyendo desde una hora para despertarse y acostarse, como parte de su rutina diaria; también, los momentos de descanso y de recreación. Y mejor, si lo creamos junto con ellos. 

Esto les ayudará a estructurar su día a día, sobre todo si tienen dificultades con las clases virtuales. Finalmente, mantener un horario les servirá para que, una vez terminada la cuarentena, sea más fácil volver a la rutina.

Acondicionar un espacio para sus clases.

No hay pautas establecidas sobre cómo debe ser este lugar. En general, la idea es que el niño pueda concentrarse en su aprendizaje virtual y sentirse seguro, haciéndolo partícipe de la ambientación de su espacio. 

 Sabemos que nuestros hijos son únicos y diferentes: lo que funciona para uno, no necesariamente funciona para otro. Algunos prefieren aprender sentados a la mesa, otros, echados en el suelo.

Lo que sí es importante es limitar las distracciones en dicho espacio, como apagar el televisor, radio o videojuegos cerca de este espacio. 

Limitar el tiempo del niño frente a la pantalla.

Los límites de tiempo dependen de la edad de los niños. Las interacciones durante las clases virtuales no cuentan como tiempo frente a la pantalla.

Eso sí: las actividades no escolares frente a la pantalla (como los videojuegos) deben tener una duración limitada.

Compartir con los niños.

Es buena idea preparar con el niño una lista de cosas que él quiera aprender a hacer. Las posibilidades incluyen aprender matemáticas y química a través de una receta de cocina. Conversar en familia también es importante: háganlo parte de la rutina. Cada día, un miembro de la familia puede elegir un tema diferente. Esto ayuda a reducir el estrés en la familia durante estos días  en casa. 

Aproveche las noticias del día para que conozcan los problemas de la realidad, traten de entenderlos y planteen soluciones. Además, los niños pueden ayudar con la limpieza y el orden del hogar. Enseñarles a ordenar su cama y doblar su ropa es un buen inicio.

 Motivar a los niños a aprender en casa

Muéstrese interesado y curioso con la tarea del niño y acompáñelo con empatía durante sus clases virtuales. Motívelo con frases como “inténtalo una vez más”, “tú puedes hacerlo”, “descansa y verás que luego lo conseguirás”.

Aprenda a escuchar los comentarios de su hijo, así podrá saber cómo se siente con respecto a sus clases virtuales. Invite a su hijo a escucharlo también a usted.

También puede solicitar al centro educativo,  las competencias educativas e indicadores de desarrollo y aprendizaje del niño en cada contenido a desarrollar durante las clases virtuales.

Pero, además, recuerda que aún más importante que aprender las lecciones impartidas por la maestra, es clave mantener la salud emocional de nuestros niños, sobretodo en estas épocas de pandemia, donde sus rutinas de encontrarse con amigos, familiares e incluso abuelos se ha visto restringida por salvaguardar la salud de todos. ¡Paciencia!

Por lo demás, pierda cuidado porque papá y mamá son los primeros maestros de sus hijos. Y no deje de recompensar a sus niños al terminar la semana de clases virtuales. Hágalo con una buena película, preparar su comida favorita u otra actividad familiar.

En definitiva, la educación virtual se convierte en una herramienta con múltiples beneficios para el aprendizaje. 

Michelle Jimenez, MPL

Educadora

Especialista en Nivel Inicial  y Tec Educ.

Instagram: @theteacherblogger

Share this post

Comment (1)

  • Maria

    Me encantaron!!

    24 de September de 2020 at 22:28

Leave a Reply